ESPAÑA

madrid

manhattan

¿por qué un oso y un madroño?

todas las ciudades europeas tienen símbolos. En Madrid, uno de los más antiguos es el del oso y el madroño que aparece en su escudo. Aunque aún más conocido que el escudo y bandera es la Estatua del Oso y el Madroño en la Puerta del Sol.

Esta estatua fue inaugurada en 1967, muchos siglos después de que tanto el úrsido y el árbol se hiciesen populares. 

La plaza Mayor está situada en el centro de Madrid, a pocos metros de la plaza de la Puerta del Sol, y junto a la calle Mayor.

Esta plaza porticada es el corazón del Madrid de los Austrias, el casco viejo de la ciudad y el punto de partida ideal para una visita a uno de los barrios con más encanto.

Antes de que Madrid fuese una capital de grandes avenidas y bulevares, su mapa lo conformaban pequeñas calles y pasadizos, que hoy nos trasladan a tiempos de espadachines y pícaros.

La Plaza Mayor empezó a cimentarse sobre el solar de la antigua Plaza del Arrabal, donde se encontraba el mercado más popular de la villa a finales del siglo XV, cuando se trasladó la corte de Felipe II a Madrid. En 1617 se encarga al arquitecto Juan Gómez de Mora establecer uniformidad a los edificios de este lugar, que durante siglos ha acogido festejos populares, corridas de toros, beatificaciones, coronaciones y también algún auto de fe.

Las Torres KIO en Madrid son dos torres inclinadas de cristal, granito y metal, de 114 metros de altura repartidos en 27 plantas y destaca su inclinación de 15º respecto a la vertical. El secreto de su construcción se basa en que la mayoría de su peso descansa sobre un eje central de hormigón y acero que estructura cada una de ellas, mientras que la parte 'inclinada' de cada una de las torres es mucho más ligera. Ya que los ascensores suben vertical y no diagonalmente, cada planta tiene un desarrollo distinto.

Las Torres KIO